GP de Japón: 1. Lewis Hamilton (241) | 2. Nico Rosberg (238) | 3. Daniel Ricciardo (181)

Usuario:

Contraseña:

 

Cómo Fernando ganó en Malasia: ¡épica y no magia!

 
30/03/2012 19:00

"Dentro de tres semanas yo estaré recogiendo mis cosechas. Imaginad dónde querréis estar y se hará realidad. ¡Manteneos firmes! ¡No os separéis de mí! ¡Si os veis cabalgando solos por verdes prados, el rostro bañado por el sol, que no os cause temor! ¡Estaréis en el Elisio y ya habréis muerto! ¡Hermanos! ¡Lo que hacemos en la vida tiene su eco en la eternidad!", Russell Crowe en la película 'Gladiator' de Ridley Scott.

Fernando Alonso en Malasia

 

Que se dejen de magias y tonterías similares, por favor, creo que hablar de magia es insultar el talento de Fernando. Sólo la épica puede explicar su victoria. Sólo las palabras de un luchador tenaz, de un gladiador. Fernando Alonso Díaz, comandante de los ejércitos rojos, general en jefe de la legión española, y que ilumina con su fuerza a los que siempre fueron, y serán, su tropa. Puede que Fernando Alonso no gane el Mundial 2012, o ninguno más, pero estoy seguro de que esta victoria pervivirá en nuestros corazones hasta el fin de los días y siempre podremos decir aquello de: "yo estaba allí..."

Enterrado, muerto y sepultado


Después de ser derrotado y dado por muerto por la mayoría de la prensa mundial, el General Máximo Décimo Meridio Alonso, pasó a ser un simple esclavo, un simple gladiador. Sus galones de Campeón del mundo sólo quedaban en la lejanía del recuerdo.

Esta temporada la cosa no pintaba nada bien, y los principales 'popes' ingleses enterraron a Fernando. Uno podía leer las predicciones de esa biblia inglesa llamada Autosport, el 'Autosport gamble 2012', y leer cosas como: "no hay nadie capaz de ganar a Vettel"; "Vettel ha madurado y ganará de calle", etc, etc, etc. Vettel por aquí, Vettel por allí; Vettel era como Dios, estaba en todos lados. El resto de pilotos asomaban ligeramente en las apuestas... ¡y gracias!

Fernando aparecía en una tímida quinta posición y ni uno de los expertos se había atrevido a darle como Campeón. Algo realmente sorprendente, a pesar de que Ferrari no esté en su mejor momento en este arranque de temporada. Pero debían de jugarse un par de jamones o algo así, y por consiguiente todos estaban desesperados por ganar los preciados trofeos. Ninguno quiso salirse del carril oficial que dicta que Newey es Dios y Vettel su mesías en forma de Jesucristo 'formulero'. Aunque esto es algo que dejaremos mejor para final de temporada, claro.

En realidad, quitando la prensa española, que siempre le profesa lealtad eterna, pocos apostaban por Alonso, y menos en Malasia, ¿verdad?

Fernando Alonso en Malasia

Viernes de Pasión


Fernando Alonso y Ferrari nunca iban a este GP. En realidad, ni siquiera esperaban entrar holgadamente entre los cinco primeros como en Australia. Lo de Australia había sido algo excepcional y bla, bla, bla. Pat Fry utilizó ese tipo de palabrería para confirmar sus nulas esperanzas de sacar algo positivo. El enfoque que iban a adoptar era el del enroque corto. Exponer a tu rey muy poco, es decir, buscar una posición fuerte: nulo ataque y todo defensa.

Por ello, no prepararon el fin de semana para ganar el domingo, sino que siguieron con su programa de recuperación pensando más en su plan alternativo, es decir, conseguir que en Barcelona el F2012B, o como quiera que se llame el "nuevo" coche de Ferrari, sea un monoplaza "ganador". ¡Observa como entrecomillo lo de ganador, por favor!

Habían traído algunas pequeñas piezas para probar y necesitan comprobar alguna configuración en pista. Así pues, el viernes, en la primera sesión, uno veía la tabla de tiempos y podía coger directamente una depresión proporcional a ese orgullo de Malasia que se llaman las Torres Petronas.

La cuestión siguió por ahí en la sesión del viernes por la tarde y al menos el nuevo alerón, probado los últimos días en Barcelona, daba un poco de equilibrio delantero, tanto en curva como en frenada, mejorando el equilibrio general del coche. Pero seguían estando muy lejos de los McLaren. Los Red Bull seguían padeciendo la ausencia de difusores soplados, que los había convertido en una especie de coches de Scalextric sin imán alguno que temen las curvas más que nadie. Adiós a aquella superioridad de 2010/2011.

¿La lluvia? Ni rastro de la lluvia anticipada para el viernes, así que Fernando y Ferrari siguieron con su programa en su viernes de pasión.

¿Sábado Santo? ¡De eso nada, monada!


El sábado fue un poco más de lo mismo, y si acaso un poco más de histerismo entre los medios nacionales. Los primeros libres de la mañana, con las pista manga por hombro, cortesía de las lluvias, fueron un verdadero infierno para Fernando. El coche bajo condiciones húmedas no se sujetaba en la pista, así que quedó muy relegado respecto ese Campeón de las 'poles' del sábado por la mañana que se llama Nico Rosberg.

Si esto marcó un antes y un después, no lo sé. Si después de aquí se apostó por buscar unos reglajes más de lluvia porque en carrera iba a llover sí o sí, tampoco lo sé. Quiero pensar que se busco un coche menos firme, que se adaptará a las condiciones cambiantes, no pensando tanto en su aerodinámica. Lo que sí sé, es que el sábado en condiciones de húmedo el F2012 era un renqueante carrito de polos de segunda mano, lo cual me hace preguntarme qué demonios pasó el domingo.

Unas horas después, en la clasificación oficial, el Campeón de las 'poles' matutinas, Nico, se hundió en la miseria, claro, mientras que su compañero fue tercero de forma espectacular. Ahí estaba de nuevo Michael, el viejo, sonriente, natural y relajado Schumi, con su mono anudado a la cintura. Mientras, los chicos de McLaren estaban a su lado, en la rueda de prensa, sudando la gota gorda, con sus chaquetas impolutas y maravillosas. Parecían el típico par de cromos que regalan con los bollicaos. Hay que reconocer que desde que cambiaron la mesa de las ruedas de prensa, por una más bajita, la estampa de los chicos de McLaren resulta patética. Ahí están, con sus monos sudados y anudados a la cintura, y por encima mal colocada, luciendo bolsas y arrugas, una chaquetilla que imita el mono del piloto pero sin el honroso sudor de la victoria.

¿Alonso? Pues, esto... era 8º cortesía de Kimi, ya que la caja de cambios del Lotus tuvo ser cambiada. La vuelta de Fernando no fue nada del otro mundo, pues como dijo él mismo, no esperaban llegar a la cabeza y con pasar a la Q3 se daban por satisfechos. No iba a arriesgar, como en Australia, para irse al país de Nunca Jamás. No fue una vuelta a muerte, buscando el límite, sólo pensando en los puntos que tenía que conseguir, y en su modo de minimización de daños. 9º por tanto. Que el KERS no le funcionara es su vuelta lanzada no supuso una gran pérdida.

Schumacher, Hamilton y Button en Malasia

Domingo de resurrección


Lluvia. Líquido elemento que sólo los dioses controlan. Algo que en el pasado igualaba mucho las prestaciones de los monoplazas y, desde que Newey se inventó el difusor soplado, las agrandaba. Fíjate tú que curiosa resulta la historia si piensas en Silverstone 2011, con unas condiciones cambiantes y sin difusores: ¿quién ganó esa carrera? El mismo que en Malasia, Fernando Alonso Díaz. ¿Casualidad o tendencia?

Los nervios en la parrilla de salida se ponen al rojo vivo y salen casi todos con los intermedios de Pirelli. Nada nuevo, unas pocas gotas más y hubiesen salido detrás del SC. Al menos nos salvamos del bochorno. Y aquí empieza la épica.

En la época actual, con las reglas actuales, no hay nadie que se adapte mejor a las condiciones cambiantes que Fernando, a no ser que te encontraras con el Fernando de 2006, claro. Aquella amalgama entre Renault, Michelín y el propio Alonso es (casi) insuperable. El plan A era coger uno puntos y marcharse a Manarello a buscar ese nuevo norte. En cuanto al plan B, no existía como tal.

Su clasificación no había ayudado mucho, pero la recta de Malasia es larga y al final espera una 'S' de esas que le gusta a Fernando. Ya tenía plan B. La sonrisa seguía instalada en el rostro del asturiano, por ningún lado veías un resquicio de duda, y su nuevo plan se iba a poner en marcha. Nada fuera de lo normal que no hubiésemos visto antes. Había que pensar en el contexto de la carrera y, para ello, su próximo objetivo debía ser colocarse lo mejor posible en el exterior de la curva 1. Ese iba a ser su plan B.

Si tienes el exterior de la curva 1 de este 'tilkódromo', por la 2 tienes muchas posibilidades de llevarte el gato al agua. En realidad, su 8º no era tan nefasto como se podía pensar. No obstante, la goma depositada en pista no ayudó demasiado a su salida y a duras penas ganó una posición. Después de toques varios y de adelantar a Rosberg, estaba en el máximo donde esperaba estar: 5º. Así pues, su plan B había funcionado, por lo que iba a quedarse ahí, quietecito, y aguantar hasta el final.

Fernando Alonso en Malasia

Pero la cuestión empezó a complicarse de verdad, y después de poner los neumáticos extremos, el "brillante" Whiting nos priva del espectáculo de la lluvia. Carrera suspendida. Aquí Fernando empezó a pensar de esa forma transversal que piensan los Campeones del Mundo. Era 5º, con un poco de suerte a lo mejor el podio era posible. Whiting había hecho lo peor que uno puede hacer para los rivales de Fernando cuando tienes una mente brillante y preclara: darle tiempo para que pensara hasta dónde había llegado. Estaba a tiro de piedra del podio y su Ferrari iba realmente bien en mojado. Así que Fernando iba a pasar del plan A, y del B, el nuevo plan, era el podio.

Se lanza de nuevo la carrera y... ¡zas!, por el exterior de la curva vuelve a darle un hachazo, esta vez a Webber. Sólo tenía a Sergio Pérez delante para llegar al podio, pero el Sauber no preocupaba a Fernando. La pista se estaba secando, así que Button, Fernando y Hamilton entraron por los intermedios... y pasó lo que pasó.

Como decía Giuseppe Verdi: "la fortuna viene a visitarte", y Hamilton fue víctima de una parada en boxes lenta, unida a que Felipe Massa que pasaba por allí. Total, perdió la posición con Fernando. Luego está Button, que en un movimiento nervioso e innecesario se dejó lo bigotes con el HRT de Narain. 'Game over' para el novio de Michibata. Así, Fernando pasó limpiamente, ¡ciao, Lewis!, ¡ciao, Button!, ahora sólo corría contra 'Checo'.

Con esta maniobra Fernando ponía de nuevo las cosas en su sitio, así que no iba a arriesgar más de la cuenta. Ahora sólo iba a pensar en puntos, puntos y más puntos. Puntos y campeonatos, esa es la piedra angular, el pensamiento transversal de este nuevo Fernando. Sólo tenía que esperar. Cuidar sus neumáticos, y cuando entrara el mexicano dar la vuelta de su vida.

Fernando Alonso en Malasia

Ahora o nunca


Exacto. En carrera se cumplieron a la perfección los cálculos de Ferrari: para cuando 'Checo' Pérez entró a cambiar ruedas, su diferencia con Fernando era marginal. A la salida del carril de boxes Alonso se pegó al alerón trasero de Sergio. Esta era su oportunidad, con sus intermedios en temperatura óptima era ahora o nunca. Ahora sí, era el momento de pasar al ataque. Era su momento. Le enseño el morro a Sergio, que peleaba por calentar sus Pirelli Cinturato, y le pasó limpiamente, como el gran campeón que es. Era 1º, y Fernando no quería ni pensarlo. "Sólo" 40 vueltas para el final. Se concentró en sentir su coche, sentir como la dirección era la continuación de sus manos, y notar como el F2012 se expandía bajo su columna vertebral haciéndolo suyo. Parciales morados por doquier. Estaba volando. Sólo un ligero velo de preocupación apareció en el 'box' rojo cuando vieron que secándose la pista el Sauber era estratosférico, y recortaba medio segundo por vuelta. Alonso les dijo a sus chicos que no se preocuparan, estamos en la vuelta 41. Esperando que llegara la lluvia, Andrea y Fernando apuraron todo lo que pudieron y entonces entraron por ruedas de seco. Medias usadas había sido la elección. Así se aseguraban la posición en pista. No querían poner duras, que hubiese sido la elección natural, tener una primera vuelta complicada y que Sergio le robara la cartera.

Poco después entró Perez y, cortesía de un 'pit-stop' malo y tardío, estaba de nuevo a 6 segundos. Sabía que el Sauber era más rápido, así que se dedicó a cuidar sus gomas y esperar a Sergio para taparle todos los huecos. Si alguien pensaba que Sergio le iba a pasar, estaba arreglado. Para un piloto que es capaz de hacer una obra de arte como la de San Marino 2005, el Sauber de Sergio Pérez, con todos los respetos, era pan comido. En San Marino fue capaz de aguantar a todo un Michael Schumacher con un motor tocado y 100 CV menos. ¿Se iba a preocupar él por el Sauber? Ni lo sueñes.

Dicho y hecho. Vuelta 50. Checo llegó a Fernando e intentó enseñarle el morro. Fue una maniobra demasiado optimista para un magnífico y joven piloto. Sobre la pintura del piano se fue largo en la curva 14 y ahí se acabó la historia. Tuvo la suerte que le faltó a Pastor Maldonado, pues la puzolana quedaba lejos.

La palabra victoria de formó en los labios de Fernando, sólo tenía que llegar a meta, y el sueño se convertiría en realidad. En ese momento era todo manos, corazón y cabeza. Se acordó de la pretemporada, cuando todo el mundo les daba por muertos, y se sintió como en su primera victoria en Hungría 2003. Y también de Hungría 2006, una magnífica carrera, a imagen de esta, que se fue al garete por un maldita rueda. Se preocupó en cada uno de los ruidos extraños de su F2012, y lo cuidó como cuidas a tu bebé recién nacido.

Fernando Alonso en Malasia

Algo para recordar


Seis vueltas más y ahí estaba de nuevo. Salió de la última curva y empezó a lanzar su coche con fuerza, con grandes volantazos a izquierda y a derecha. Después de Abu Dabi 2010, después de toda la ceniza que le lanzan en la prensa inglesa, después de todo el peloteo de la prensa española, ahí estaba de nuevo, en lo más alto. Independientemente de unos y otros. Fernando Alonso Díaz había vuelto.

Mientras entraba en la zona de meta, para aparcar el coche junto al número 1, el equipo se recuperó del varapalo de 2010. Se quitó uno de esas finas protecciones de la visera, para tener la visión limpia de goma y grasa. Su casco azul, amarillo y rojo, prácticamente el mismo con el que "jubiló" a Michael en 2006, refulgía entre la marabunta. Fernando, el matador 'rosso', sorprendentemente tranquilo se bajó de su monoplaza sin quitarse el casco y se encaramó a su F2012 rojo. Estaba de nuevo en lo más alto, y esta vez no iba a hacer celebraciones extrañas que desviaran la atención. Así que, simplemente, miro al cielo como dando gracias y se dio unas palmadas en el pecho, muy cerca de su corazón.

Su corazón, el corazón de sus chicos de 'rosso', el de Andrea, el de Stefano, el de Luca, el de la gente de Maranello, el de sus antiguos colegas de Renault... y el de todos nosotros. Un corazón nuevo, un corazón rojo, un corazón henchido de sangre y energía, como el de su equipo Ferrari, que desde 2004 no encontraba un líder tan sólido. Para los chicos, los técnicos e ingenieros más experimentados de Manarello, era un 'dejà vu'. Volvían a estar en la cresta de la ola, después de otra travesía por el desierto. Volvían a tener a "su" Michael, su Dios, el sol que los iluminaría en los días de lluvia. El título de 2012, al menos, era posible. Ahora "sólo" tenían que darle un coche decente a Fernando.

En cualquier caso, esta había sido una victoria magnífica, épica, había sido algo para recordar. Una pequeña piedra para construir algo más, algo para pervivir en la memoria de los aficionados. No hablo de campeonatos o Mundiales, hablo de otra cosa. Las victorias no forjan por sí solas leyendas, se necesita del sufrimiento, de la lucha; caer al suelo y volver a levantarse. Como Máximo Décimo Meridio, la victoria no fue vencer, sino reunirse con los suyos, y sobre todo lo grande y épico de sus hazañas: "¡Hermanos!, ¡lo que hacemos en la vida tiene su eco en la eternidad!"

No obstante, oficialmente, ya pueden ponerse todos a temblar. Si Fernando era capaz de ganar con un hierro de coche, ¿qué haría con un coche que esté a unas décimas de los McLaren y los Red Bull? Ya nadie se acordaba del año pasado... ¿Sebastian Vettel?, ¿quién era ese?

 
Artículo de Bruno y Manuel Ángel
 
 

Comentarios (133)

 
 
1 2 3 4 5 6 7 8 9 Siguiente
 
#133
No cabe duda que el fanatismo es ciego, pensar que todas las veces va a llover!, o querer que otros equipos por problemas técnicos vuelvan a abandonar!
Habiendo tan buenos nuevos pilotos, Alonso nunca más sera campeón! "El tiempo lo demostrara"
Añadido el: 13/04/2012 - 01:58
Conéctate para votar   4   1  = +3
#132
"Que se dejen de magias y tonterías similares, por favor, creo que hablar de magia es insultar el talento de Fernando."
Yo añadiría más, es insultar la inteligencia del espectador. El día que llega un mal resultado cabria preguntarse porque no se tiro de polvos mágicos para salvar la situación, el espectador en esos días quiere respuestas y el que en los días de gloria hablo de magia, en los días aciagos calla.
Los periodistas deben de dar datos e informaciones no crear semidioses, porque a los dioses mucha gente los venera y otros muchos los odia, en ambos lados muchos irracionalmente.
Luego nos preguntamos porque Alonso no tiene un apoyo tan unánime como por ejemplo Nadal, pero es que no escuche a ningún periodista decir que Rafa haga magia o milagros.
Añadido el: 08/04/2012 - 12:33
Conéctate para votar   3   0  = +3
#131
Excelete artículo!!!
Coincido totalmente con Asiboc #52 y Fabiankprieto #59
Añadido el: 07/04/2012 - 06:58
Conéctate para votar   0   0  = 0
#130
Pero Alonso tiene algo que ninguno del parque de pilotos tiene, su casco azul, rojo y amarillo, prácticamente el mismo con el que jubiló al siete títulos Michael Schumacher, piloto del espectacular Mercedes C11 Protypo Le Mans de 1990.................Y los demás que tienen?????....Vamos, lo de Button en 2009 y Vettel 2010-2011 tiene otro gusto.
Añadido el: 06/04/2012 - 20:10
Conéctate para votar   1   2  = -1
#129
Pues hubiese sido una gran victoria "imagino" pero de cualquier modo se habría dado en unas condiciones más favorables y asequibles que las de la victoria actual. La clasificación y las diferencias con el primero son tozudas y aún están ahí.
Añadido el: 04/04/2012 - 12:49
Conéctate para votar   2   0  = +2
#128
Aunque este de acuerdo que Alonzo es muy buen piloto y que en esta ultimo gp haya tenido una carrera sin errores, lo mas importante es desde luego que haya conseguido una vistoria inesperada de Ferrari, creo que en condiciones de lluvia, en carreras atipicas es donde tendra la oportunidad de puntuar muy arriba, su pericia, la extrategia empleada, reglajes de mojado y quizas la inexperiencia de Checo lo premio como ganador, pero no llamaria EPICO ni SOBERBIO lo que hizo, me parece muy exagerado esos terminos en este Blog, se mide con muy differente rasero... digamos por ejemplo la Carrera de SPA que gano Kimi Raikkonen con una Ferrari aun peor a la de ahora hace pocos años, en condiciones de seco, pero con varios equipos que eran claramente superiores al traste que traia y aun asi hizo un magistral rebase a Fisico en el ForceIndia, esa carrera si era para calificarse como Épica, Maravillosa, Sublime... pero claro no es Español...imaginenense si hubiera sido el caso... con Alonzo de Protagonista...
Añadido el: 03/04/2012 - 23:38
Conéctate para votar   2   2  = 0
#127
Se que Fernando es uno de los mejores del mundo pero ya se vio eso de si tuviera el auto mas potente allà por 2007 cuando empatò con Hamilton en puntos y para ser novato Hamilton Alonso si que batallò con èl...serà que los dos son pilotos con desempeños muy similares...superpilotos los dos...!
Añadido el: 03/04/2012 - 08:42
Conéctate para votar   1   2  = -1
#126
MI OPINION definitiva:
Alonso realmente vale más de medio segundo por vuelta (EN CARRERA) que cualquier otro piloto de parrilla... (exceptuando a Kubica (comeback!!!))
Añadido el: 02/04/2012 - 23:28
Conéctate para votar   4   2  = +2
#125
Grave accidente de Joan Lascorz en ímola.
http://www.gpone.com/index.php/201204026495/Gravissimo-incidente-a-Lascorz.html?utm_source=GPone.com

Ojalá no sea tan grave como parec indicar la nota.
Añadido el: 02/04/2012 - 14:47
Conéctate para votar   1   0  = +1
#124
Jumper1 110# Eres una ameba insensible,según dijo en una ocasión ese que tanto admiras y reniegas de él
Añadido el: 02/04/2012 - 14:45
Conéctate para votar   1   1  = 0
#123
Qué digo enorme... ¡Inmenso, exorbitante, colosal! Un piloto mayúsculo y con un talento descomunal.
Añadido el: 02/04/2012 - 11:04
Conéctate para votar   2   2  = 0
#122
Jumper1
"No se trata de eso, sino de usar las palabras correctas y NO CEDER a los deseos de intentar adornar al lider (al deportista, politico, o presidente) con todos los adejtivos grandilocuentes habidos y por haber se lo merezca o no. Pilotando un Sauber (o un Toleman o un Tyrrell) en una pista inundada y tomando un segundo por vuelta a un Mclaren o un Ferrari, NADIE dudaría de la épica del piloto. Un joven piloto en una debil escuadra y con un coche de mitad de parrilla para atras, haciendo frenta a todo un Mclaren pilotoado por Prost (bicampeon del mundo por aquel entonces), o a todo un Ferrari (bicampeon del mundo pilotando un Ferrari)....Pero Prost (o Alonso) NO HACEN EPICA, por muy bien que piloten, por muy justa que fuera su victoria, por mas alegría que dieran a sus seguidores.

La épica esta reñida con llevar mucho tiempo, ser un ganador y estar en el equipo mas poderoso de la F1. Haciendo un simil futbolistico, la epica no es del Real Madrid: ES DEL ALCORCON. Por definicion. Sino estamos hablando de otra cosa. "

Cuanta verdad estimado Jumper.

Saludos
Añadido el: 02/04/2012 - 08:18
Conéctate para votar   2   2  = 0
#121
toda la razon... avanti alonso.. estamos con voz
Añadido el: 02/04/2012 - 03:31
Conéctate para votar   2   3  = -1
#120
Demostración que sólo puede hacer actualmente en F1 el señor alonso.

¿Cuándo alguién ganó con el sexto peor coche? Fernando en Singapur. Panis en Mónaco. No recuerdo más....
Añadido el: 02/04/2012 - 00:38
Conéctate para votar   2   4  = -2
#119
que opinión mas graciosa la de este blog, una victoria parecida a la de Silverstone el año pasado, en vez de compararla con la era Schumacher, donde la lucha por el titulo casi siempre estuvo garantizada, deberían compararla con la victoria de Alesi en Canada 95, o la de Berger en Alemania 94 que fueron victorias que llegaron en momentos críticos para la Scuderia, y ayudaron a apaciguar las aguas
Añadido el: 01/04/2012 - 21:48
Conéctate para votar   2   4  = -2
1 2 3 4 5 6 7 8 9 Siguiente
 
 
Añadir comentario
Para comentar es necesario ser usuario registrado. Regístrate gratis
Si ya estás registrado, conéctate
 
 
El blog de Bruno y Manuel Ángel
 

Nos gusta mojarnos, eso de nadar y guardar la ropa no entra en nuestros planes. La Fórmula 1 es 'nuestra', la vivimos con pasión pantagruélica e infinito desenfreno.

 

Archivo

 
 
 
Sigue a F1 al día: RSS | Facebook | Twitter | Google+ | Tuenti | YouTube
F1, FORMULA 1, FORMULA ONE, FIA FORMULA ONE WORLD CHAMPIONSHIP, GRAND PRIX y GRAN PREMIO son marcas titularidad de Formula One Licensing B.V. que forma parte del grupo empresarial Fórmula Uno. Esta página web no es oficial y no guarda ninguna relación con el grupo empresarial Fórmula Uno.