GP de Australia: 1. Lewis Hamilton (384) | 2. Nico Rosberg (317) | 3. Daniel Ricciardo (238)

Usuario:

Contraseña:

 

Michael, "tanta gloria te llevas como paz nos dejas..."

 
04/10/2012 23:45

Así pues Michael Schumacher se retira... ¡otra vez! No sé porque, pero tengo un 'dejà vu'. Esto de que se retira Michael Schumacher me suena, y parece que haya contado esta película en el pasado. No en vano, os puedo confirmar que es la segunda vez que lo cuento, ¿verdad?

Michael Schumacher

 

Sí chicos, como olvidar un momento tan colosal y estudiado, que uno cree que será único a la par que sacas espuma por la boca. ¿Qué por qué sacaba yo espuma por la boca ese dia? Bueno, ya veo que no te acuerdas muy bien de las circunstancias acaecidas en un lejano día como este, hará la friolera de 6 años, en una rueda de prensa del GP de Italia ganado por un tal Michael Schumacher.

La primera retirada de Schumi


Estamos en la rueda de prensa del GP de Italia de 2006. Michael Schumacher acaba de ganar el GP y anunciar su retirada. A su lado le acompaña Kimi Räikkönen, el chico que le sustituye, el nuevo 'Schuminator'; el mayor error que pudo cometer el todopoderoso Jean Todt. Todo el mundo está feliz y emocionado al mismo tiempo, el Campeón más grande de la historia (por títulos) se retira. Sin embargo, entre la delegación española, la cosa varía entre echar humo por la cabeza y espuma por la boca.

¿Es que no te acuerdas de la vergüenza de Monza 2006? Este GP pasará a la historia, no sólo por (el anuncio de) la retirada de Michael, sino por una de las sanciones más vergonzosas de la última década, donde penalizaron a Fernando Alonso, por molestar a Felipe Massa en su vuelta de clasificación, cuando Fernando circulaba unos 100 metros por delante del brasileño. ¡Ver para creer! Este es un estracto de mi crónica para un conocido medio de comunicación:

"Y digo yo: visto el resultado final, ¿hacía falta tanta 'tontería'? Lo digo porque el motor Renault RS26 de Fernando, especificación 'D', reventó a lo grande, en plan 'mascletà' fallera. Está claro que reescribir la historia, y hacerse esas preguntas, es como intentar encontrar un pelo negro en la 'nevada' cabeza de Charlie (Waiting). Nevada por blanca, por fría, por calculadora, por no tener escrúpulos y... ¡vale!, ¡stop!, me callo, a ver si me van a investigar como al 'bueno' (entrecomillas) de Flavio. Volviendo a la preguntita: ¿hacía falta tanta tontería?...(¡otra vez!). Piensen que la carne es débil, y no me lo puedo remediar, y qué demonios, al menos siempre queda el derecho (constitucional) al pataleo".

"A falta de 12 vueltas, el garbancito negro (Fernando) de Charlie, se halla en P3, se ha pasado por la piedra a Heidfeld, a Button, a De la Rosa, al increíble Kubica y a... Massa. Vaya, ¡Massa otra vez!. Y en eso que su motor estalla como una escopeta de feria trucada. Y Michael campa mientras a sus anchas, para luego echar pucheros en ese podio de Monza, diciendo que se retira y tal, siendo escoltado por un gris Kimi Räikkönen que poco pareció incordiar al alemán el domingo por la tarde. ¿Figuraría en su contrato el mantenerse a esos 2-3 segundos durante todo el GP, dado el caso? ¿Era el primer servicio a la causa Ferrari? Pero mis tiros no iban por ahí".

"Mis tejemanejes querían llegar a la conclusión de que no hubiera hecho falta toda esta farsa para que ganara Schumi. Que no hubiese hecho falta que se cargaran a Alonso por impedir a Massa en su vuelta de clasificación, y que le penalizaran en parrilla por estar como a unos 100 metros de Felipe. No hacía falta otra penalización a Fernando, que a este camino se va a llevar una bonita colección de sanciones imposibles. Seguramente no hubiese hecho falta, el humeante RS26 le hubiese dado la victoria de igual manera a Schumi, y entonces sí, todos hubiésemos lamentado el abandono de Alonso, y hubiésemos pensado que Michael es un (gran) Campeón; y lloros... y pucheros. Y en 'Schumilandia', y el resto de mortales, hubiésemos llorado el adiós de Michael, y todos esos 'rollos'. O... a lo mejor no".

"Aunque, claro... a lo mejor, sin tener que forzar el motor, Alonso hubiese podido guardar esas revoluciones de más... y ganar la carrera. Sólo a lo mejor. Sólo si no se les hubiese ocurrido el sancionarlo por una memez de ese calibre. Pero, claro, eso nunca lo sabremos, es más, me da igual. Puede que Michael se retire con sus CODICIADOS (en mayúsculas) 8 títulos, pero después de tanta chapucería, y de tanto pucherazo, pues los pucheros (de cocodrilo o no), en el podio de Monza me la 'repanpinflan'. Tanta gloria se lleve como paz nos deja...(al menos en lo que respecta a mi persona)"

Michael Schumacher

Pero todo el mundo tiene derecho a una segunda oportunidad, ¿o no?


He aquí de nuevo, el día de la marmota. 'Schumi' se vuelve a retirar. Evidentemente, en aquel momento, en aquella primera crónica me era imposible tener un atisbo de generosidad hacia la figura de Michael. Su gestión política de la F1, su control férreo, y el de sus secuaces, como Ross y Todt, sobre la Fórmula 1 de principios del siglo XXI, no me gustó nada, y este final de fiesta colmó mi paciencia. Seguramente, me criticarás porque quizás en el día de su (segunda) despedida parece que todo el mundo tenga que echarle flores al santo; y estarás en tu derecho, pero también es cierto que donde las dan las toman, y por ello, no deja de ser justo que se recuerden también sus grandes errores. No te preocupes, que muchos vendrán vanagloriando a este gran piloto, deja que yo compense un poco la balanza, ¿vale?

El retorno de Michael fue un flaco favor a su leyenda. He de reconocer que nunca me han gustado sus maneras, ni me parece un tipo simpático, ni elegante, pero evidentemente se merece muchísimos parabienes porque es uno de los grandes. Seguramente el segundo o tercer grande para mí, después de Prost y de Senna. Desde el día de su vuelta, en @F1Writers pensábamos que era un error garrafal.

En realidad, quizás habría que enfocar eso del error. Desde el punto de vista de la leyenda, es un error; desde el punto de vista humano, quizás Michael haya disfrutado todos estos años, pero verle arrastrarse por la pista, con errores tan infantiles como los del otro día en Singapur, son lo que han acabado con la leyenda de Michael Schumacher.

Recuerdo su primera última carrera en Brasil 2006, como una carrera digna de un Dios. Pincha en las primeras vueltas, se queda el último y es capaz de remontar desde la última posición hasta la cuarta, con una colección de adelantamientos impresionantes, con una serie de vueltas rápidas descomunales, etc. Aquello sí fue algo para recordar, aquello si dejó una imagen imborrable en mi mente; aquel fue el verdadero sello de Michael.

Tanta gloria te llevas como paz nos dejas


En cambio, desde que volvió con Mercedes, ¿qué vimos?, ¿una fugaz y brillante pole en Mónaco, y un podio solitario? ¿Es eso suficiente para una leyenda como Michael? No, yo creo que no. Michael ha destrozado su leyenda. Eso sí, en esta etapa ha parecido el más humano de los mortales, sus coches se rompían más que ninguno, estaba metido en todos los líos, cometía los mismos errores que un Bruno Senna cualquiera, cerraba a Rubens Barrichello contra un muro en una de las maniobras más peligrosas que recuerdo ¿era esto necesario, Michael?

Sinceramente, para tu leyenda no era necesario. Creo que este no era el Michael que esperábamos, o al menos no tuvimos la contrapartida de tus grandes victorias, de tu podios, de tus campeonatos, que eclipsaban esa parte oscura de tu carrera. Seguramente te habrás divertido, y me alegro, pero ya hace tiempo que creo que no aportabas nada a la F1, y por ello no lloraré tu partida. Creo que estos tres años de Michael no han sido más que una mancha en un expediente que, aunque tenía sus manchas, era demasaido brillante para ser ofuscado por ellas. Pero esta vez, sin la brillantez de las victorias, han quedado demasiado desnudas. Así pues, como en mi primera despedida, 'querido' Michael, "tanta gloria (y miseria) te llevas como paz nos dejas..."

 
Artículo de Bruno y Manuel Ángel
 

Fatal error: Cannot redeclare getrecordwithdnsservice() (previously declared in /datos/virtual/f1aldia.com/cookies/location/geoipcity.inc:68) in /datos/virtual/f1aldia.com/cookies/location/geoipcity.inc on line 116