GP de Hungría: 1. Nico Rosberg (190) | 2. Lewis Hamilton (176) | 3. Daniel Ricciardo (106)

Usuario:

Contraseña:

 

Es bueno saber que estás ahí Profesor Watkins

 
20/12/2011 12:38

El 7 de diciembre, el Profesor Eric Sidney Watkins, conocido como Sid entre la afición y como Prof entre los pilotos, anunció su retirada definitiva. Era algo inminente, dados sus 83 años de edad y los más de 30 dedicados al mundo del motor. Ya en 2005 anunció su retirada de las pistas, pero no de la presidencia del Comité de Seguridad de la FIA, cosa que finalmente ha ocurrido este mismo mes. Así, el médico inglés se desvincula del que ha sido su mundo durante estas últimas décadas, en pos de una merecida vida tranquila con los suyos.

Profesor Watkins

 

Watkins no fue solo el médico de la F1 y más tarde el presidente del Comité de Seguridad. Fue el que, literalmente, le salvó la vida a Häkkinen a pie de pista. El que tuvo que tomar la dura decisión de desconectar a Villeneuve del respirador. El que fuera uno de los mejores amigos de Ayrton Senna... y el mismo que supo que no iba a sobrevivir. El tipo que, según Bernie Ecclestone, "os puede hacer un agujero en la cabeza"... cosa que según Niki Lauda no era problema porque "los pilotos no tienen cerebro".

De botellas de cerveza a traqueotomías a pie de pista


Cuando Watkins empezó a mejorar la seguridad de los circuitos estadounidenses, el panorama eran una enfermera muy guapa, bocatas, botellas de cerveza y una barraca de madera sin apenas material. ¿Y los médicos? Sentados junto a las ambulancias con un fonendoscopio al cuello, lo que en sus palabas "sirve muy poco en un accidente de carrera". ¡Cómo han cambiado las cosas desde entonces! Sólo hay que pensar en un accidente como el de Kubica en 2007, donde un tobillo dañado fue un precio muy bajo que pagar: veinte años antes, problablemente hubiera sido una vida. En gran parte, debemos darle las gracias a Watkins... pero también a Ecclestone.

A finales de los años 70, Watkins trabajaba como neurocirujano en un hospital de Londres cuando Bernie Ecclestone le ofreció cuidar de los pilotos de su Gran Circo. Pronto, la barraca de madera dio paso a hospitales en las pistas y a un coche médico equipado con todo lo necesario para salvar una vida (e incluso con sus puros favoritos). Ecclestone se volcó tanto que no dejaba que empezase una carrera, ni siquiera unos entrenamientos libres, si faltaba el helicóptero de rescate. "Jugó un papel decisivo; sin él, nada habría funcionado".

Pronto, el mundo de las carreras empezó a agradecer la presencia del neurocirujano y los grandísimos avances en seguridad que trajo consigo, aunque tampoco él se libró de los peligros de la pista en muchos de sus rescates: en una ocasión se rompió un tendón por ir corriendo hacia un accidentado Nigel Mansell quien, ileso, simplemente decidió quedarse quieto en el 'cockpit'. Su opinión fue clara: "¡Serás mamón!" También vivió el accidente mortal de Paletti, en 1982, viéndose envuelto en llamas cuando la gasolina se filtró. Sus manos fueron la única parte del cuerpo que resultó quemada; se había quitado los guantes para intentar salvar la vida del piloto. Ese mismo año, junto a la esposa del piloto, tomó la dura decisión de dejar descansar en paz a Gilles Villeneuve cuando quedó claro que no iba a sobrevivir a sus heridas.

En la otra cara de la moneda, una más positiva, está el caso de Häkkinen y su gravísimo accidente en Adelaida, en 1995. Watkins le tuvo que practicar una traqueotomía a pie de pista y recuperarle de dos paros cardíacos. Y el finlandés no solo sobrevivió lo suficientemente recuperado como para regresar a la Fórmula 1, sino que ganó dos títulos. Aun hoy día, Watkins considera esta su experiencia más satisfactoria. "Soy un hombre completamente afortunado por haber tenido a Síd a mi lado, en el circuito y luego en el hospital. Nunca me alcanzará el tiempo para agradecerle lo que hizo por mi", fueron las palabras del piloto finlandés tiempo después.

Profesor Watkins

Una gran amistad


Quizá, la faceta más conocida, y al mismo tiempo trágica, del Profesor Watkins es la gran amistad que había trabado con Ayrton Senna. En realidad, Watkins nunca supo qué le unía tanto al brasileño, pero se convirtió en algo parecido a un hijo para él. Después de conocerse en el GP de Sudáfrica de 1984, se hicieron casi inseparables.

"Llegó al hospital del circuito con terribles dolores en el cuello y la columna", recuerda Watkins en una de sus tantas entrevistas. "No podía hacer que parara de hablar. Le tuve que decir con fuertes y duras palabras que su estado no era de muerte. Sólo era un problema de estado físico". Este primer encuentro forzó con el tiempo una amistad como se ven pocas en el competitivo y reñido mundo del automovilismo, donde puedes encontrar un enemigo en cada rival. Fuera de las pistas, ambos se volcaron en ayudar a los más necesitados de Brasil, y hasta en la pista se entendían a la perfección. Un impresionado Senna vio en 1990 cómo Watkins reanimaba a Martin Donnelly tras su terrible accidente en Jerez, y cuando el doctor corrió a atender a Erik Comas en Spa, dos años después, se encontró a Ayrton arrodillado a su lado, atendiéndole, "como te he visto hacerlo a ti", le dijo.

Cuando el absorbente mundo de las carreras les daba un respiro, iban a pescar juntos, cosa que Watkins, consolándole tras la muerte de Ratzenberger, le prometió que harían aquel fatídico 1 de mayo si decidía dejarlo todo. Pero no fue así. "Sid, hay algunas cosas sobre las cuales los pilotos no tenemos control. No puedo abandonar. Debo continuar...", estas fueron las últimas palabras que escuchó de boca de su amigo. La siguiente vez que le vio, le estaba sacando del coche destrozado y sabía que no sobreviviría. "Cuando alguien que quieres se muere, sientes como parte de tus sentimientos se van con él", declaró años después. El automovilismo es un mundo peligroso. Y ver cómo parte de ese mundo se le iba sobre el asfalto de Imola debio ser el momento más duro de su carrera.

Fue tras su muerte cuando Max Mosley le pidió que dirigiera el grupo asesor de expertos del Comité de Seguridad de la FIA. Y no dudó ni un segundo. "Ayrton hubiera querido que lo hiciera", dijo.

Un legado, y un retiro tranquilo


No solo Donnelly o Häkkinen deben su vida a Watkins: también pilotos actuales, como Robert Kubica o Felipe Massa, han seguido compitiendo gracias a Watkins; si bien el doctor ya no estaba en las pistas en esos años, sí lo estaban sus logros. En el caso del accidente del brasileño, Watkins explica que desarrollar los cascos actuales les había llevado cinco años, con el objetivo de que "resistieran la bala de un rifle disparada a gran velocidad". Y cuando el propio Felipe declaró que el impacto del muelle fue como el de el tiro de un AK-47, quedó demostrado que lo habían conseguido.

Desde forrar los postes en gomaespuma hasta fabricar cascos que resisten disparos, el legado de Watkins queda patente en nuestra Fórmula 1 actual. En su despacho, el doctor tiene una bandeja de plata que los pilotos de 1985 le regalaron durante un briefing. Entre las firmas de pilotos como Alain Prost, Niki Lauda o Nelson Piquet, se encuentra la siguiente dedicatoria: "Para el profesor, nuestro agradecimiento por tu valiosa contribución a la F1. Es bueno saber que estás ahí".

Y desde su merecido retiro, recordando con una sonrisa triste todo lo vivido, lo seguirá estando.

 
Artículo de Noe Melián
 
 

Comentarios (24)

 
 
 
#24
dep
Añadido el: 14/09/2012 - 10:35
Conéctate para votar   0   0  = 0
#23
Gracias Profesor Watkins.

Descanse en paz.
Añadido el: 14/09/2012 - 01:54
Conéctate para votar   0   0  = 0
#22
Gran articulo. En todos los foros y redes sociales solo se leen buenas palabras sobre el profesor SId. Sin duda queda su legado.
Añadido el: 13/09/2012 - 21:08
Conéctate para votar   0   0  = 0
#21
De estos hombres hay pocos, son las personas que tienen la vocación innata y servir los llena de orgullo, su enseñanza queda gravada en todas las personas de su derredor.
Que descanse en paz este Campeón.
Añadido el: 13/09/2012 - 19:30
Conéctate para votar   0   0  = 0
#20
DEP sid y muy buen articulo!
Añadido el: 13/09/2012 - 18:25
Conéctate para votar   0   0  = 0
#19
simplemente con ver la smedidas de seguridad que hoy dia hay en la f1 estamos con sid
Añadido el: 13/09/2012 - 14:40
Conéctate para votar   0   0  = 0
#18
DEP. Fue un gran médico, excelente artículo.
Añadido el: 13/09/2012 - 14:24
Conéctate para votar   0   0  = 0
#17
Una vez más enohorabuena por el artículo Noe. Una lástima la pérdida de Sid, una verdadera referencia a seguir.
Añadido el: 13/09/2012 - 12:28
Conéctate para votar   0   0  = 0
#16
dep
Añadido el: 13/09/2012 - 12:25
Conéctate para votar   0   0  = 0
#15
Yo nunca supe quien fue el Profesor Watkins ya que se retiro el año en el que yo empeze a seguir la Formula 1 y tampoco hoy hablar mucho de el pero tenia la pinta de ser muy buena persona.
Añadido el: 13/09/2012 - 12:22
Conéctate para votar   0   0  = 0
#14
Un articulo excelente ;-)
Añadido el: 13/09/2012 - 12:15
Conéctate para votar   0   0  = 0
#13
Muy bueno! Gracias por artículos como este...
Añadido el: 11/01/2012 - 20:37
Conéctate para votar   2   0  = +2
#12
Fabuloso articulo!
Sabia de el porque lo vi en el documental de Senna, pero no sabia que su contribucion a la seguridad en la f1 fuera tan importante, aqui lo explica todo muy bien.
Añadido el: 01/01/2012 - 01:33
Conéctate para votar   2   0  = +2
#11
Muchas gracias a todos. Espero que sigan por aqui :-)

pacagarse:
tenia pensado decicarle unas palabras desde hace mucho tiempo, sin embargo, entre una cosa y otra nunca sacaba tiempo, y surgió el momento apropiado con su retirada, era ahora o nunca ;-)
Añadido el: 28/12/2011 - 14:48
Conéctate para votar   0   0  = 0
#10
Es importante conocer el lado humano de todo aquello que forma internamente la F1, el lado espectáculo de este deporte es mucho mas visible. Sera bonito conocer detalles del funcionamiento de esta actividad, desde el que pone el desayuno en la mesa a los mecánicos, hasta el que consuela al piloto cuando el resultado no es el apetecido

Ojala los participantes no nos mostremos excesivamente pasionales y cotillas

Buena idea empezar con quien intentaba garantizar el bienestar físico de todos, y el echo de hacerlo cuando se jubila, señala la necesidad de este tipo de blogs. Saludo a Noe Milián y a todos los glogueros
Añadido el: 28/12/2011 - 09:05
Conéctate para votar   1   0  = +1
 
 
Añadir comentario
Para comentar es necesario ser usuario registrado. Regístrate gratis
Si ya estás registrado, conéctate
 
 
El blog de Noe Melián
 

Análisis, opiniones y neuras varias de una aficionada con otro punto de vista. Una Fórmula 1 diferente y humana. Un blog poco convencional hecho de pequeñas cosas.

 

Archivo

 
 
 
Sigue a F1 al día: RSS | Facebook | Twitter | Google+ | Tuenti | YouTube
F1, FORMULA 1, FORMULA ONE, FIA FORMULA ONE WORLD CHAMPIONSHIP, GRAND PRIX y GRAN PREMIO son marcas titularidad de Formula One Licensing B.V. que forma parte del grupo empresarial Fórmula Uno. Esta página web no es oficial y no guarda ninguna relación con el grupo empresarial Fórmula Uno.