Australia: 1. Nico Rosberg (385) | 2. Lewis Hamilton (380) | 3. Daniel Ricciardo (256)

Usuario:

Contraseña:

 

El gran reto de Adrian

 
10/03/2014 13:07

Adrian Newey ha visto como su aura de gurú -incluso leyenda- de la Fórmula 1 ha ido creciendo hasta cotas inimaginables desde que, en 2006, pasara a formar parte importante del proyecto de Dietrich Mateschitz: Red Bull Racing.

 

El genio de Stratford-upon-Avon -graduado en Ingeniería Aeronáutica-, ha alternado a lo largo de los años proyectos decepcionantes con otros altamente brillantes. Pero, tras el más famoso de los que no tuvieron éxito, el del MP4-18 que debió competir en 2003 y nunca pudo hacerlo, Adrian vio como su estrella volvió a brillar gradualmente con el inicio del nuevo reto que Red Bull le proporcionó.

Se tiende a considerar -y con razón- que los cambios reglamentarios radicales suponen una oportunidad única para los grandes ingenieros y diseñadores de la Fórmula 1. Se trata de crear, literalmente. Partir de cero y hallar una solución novedosa, en lugar de pulir hasta rozar la perfección conceptos que, tras varios años de estabilidad reglamentaria, son más que conocidos. Los creadores frente a los perfeccionadores.

Ya tuvimos una buena muestra en 2009, cuando elementos como el doble difusor o las suspensiones traseras tipo pull-rod marcaron la diferencia ese año. Newey no fue uno de los que apostaron por el doble difusor de inicio, pero creó único monoplaza capaz de competir con ellos. Es más, pronto los Toyota y los Williams dejaron de ser un problema y sólo el brillante Brawn pudo contenerle lo suficiente como para vencerle.


Pero lo cierto es que, al bueno de Newey, no le ha ido nada mal con la estabilidad reglamentaria y, lo que es más importante, la congelación sucesiva de lo que podríamos llamar 'elementos susceptibles de dar dolores de cabeza'. Motor, caja de cambios, KERS, centralita electrónica... todos ellos son elementos muy propensos a encabezar las listas de averías mecánicas cuando el desarrollo de los mismos es libre.

Sin embargo, desde que hace ya varios años la FIA decidiera poner coto a los altos costes que todos estos elementos consumían, Newey pudo pulir y limitar uno de sus grandes puntos débiles desde siempre: la refrigeración.

Motores poco evolucionados y limitados que, por tanto, plantean cada vez menos sorpresas y deben ser cada año menos exprimidos. Y así con el resto de componentes. Todo ello ha facilitado la vida a Newey que, gracias a eso, ha podido centrarse casi exclusivamente en lo que más adora y en lo que, quizá, no tenga rival: la eficiencia aerodinámica.

Pero 2014 le está planteando a Adrian el que, posiblemente, sea el mayor reto de su carrera. Aunque sólo sea porque, a diferencia de 2003, en esta ocasión no hay coche de 'reserva' como en aquella temporada. El RB10 es un misil de escándalo, literalmente. Pero tiene un pequeño 'problema': sólo lo es durante unos pocos kilómetros. Newey ha vuelto a concebir un monoplaza aerodinámicamente brillante, es más que evidente. Pero en un año en el que la fiabilidad y el rendimiento de las unidades propulsoras, así como la refrigeración de las mismas es primordial, la eficiencia aerodinámica no lo es todo. Ni siquiera parece tener demasiada importancia. Vamos a ver cómo lo resuelve el genio.

 
Artículo de David Plaza
 
 

Comentarios (14)

 
 
#14
En pre temporada y años mas antes... se los advertí.... Renault fue quien inició la era turbo en el milenio pasado.... pero por mucho no fueron los mejores... Honda y Porsche hicieron lo que quisieron con Renault... e inlcuso BMW con un simple 4 L turbo... fueron mejores...

el que ignora la historia.... tiende a repetirla... ahora Newey y Co. estan pagando caro ese hecho histórico... pero esto apenas inicia... y tiene espacio para corregir... por lo pronto Ricci le esta dando una exhibida brutal al tetracartón...
Añadido el: 18/06/2014 - 06:57
Conéctate para votar   0   0  = 0
#13
Este año Red Bull trabajará mucho en el desarrollo de sus autos , pero no parece factible que
con todo y Newey logre superar a los Mercedes esta temporada, suerte.
Añadido el: 04/06/2014 - 05:10
Conéctate para votar   0   0  = 0
#12
-
Y sin embargo en la F1 los RB10 no son los más rápidos por ahora, mucha suerte, saludos . . .
Añadido el: 11/04/2014 - 22:43
Conéctate para votar   1   0  = +1
#11
El principal tema es sacar la mayor eficiencia a la energía generada por el motor y luego claro, utilizarla para convertirla en movimiento (mientras más mejor), luego influye mucho la aerodinámica de todos los elementos expuestos al flujo de aire que se opone al avance del monoplaza.
Ya la suspensión ayuda mucho ahora en como tomar las curvas y te encamina en el mejor trazo en unos coches sin mucho problema.
Mercedes ha logrado, de momento, sacar el mejor provecho con su monoplaza, sin llegar al límite del flujo de combustible (menos de los 100 kg/hora) permitido, significa que aun puede tener unos restos para mejorar su velocidad, y dejar a los demás a 1 minuto de distancia.
Añadido el: 03/04/2014 - 23:09
Conéctate para votar   0   0  = 0
#10
Renault no tiene la experiencia de Mercedes en tecnología híbrida, y estimo que eso hace parte de la diferencia. Ya sea en el consumo como en el control de la temperatura. Pero los ingenieros saben lo que hacen. Solo necesitan un poso más de tiempo. Mucho antes de lo que pensamos, veremos a Sebastian levantando su dedo nuevamente....
Añadido el: 31/03/2014 - 14:26
Conéctate para votar   1   1  = 0
#9
El problema no es de Newey, sino de Renault
Añadido el: 19/03/2014 - 18:06
Conéctate para votar   3   1  = +2
#8
si le dan un motor que pueda funcionar bajo las reglas y condiciones de Newey RedBull se los vuelve a llevar por los cuernos al resto...
Añadido el: 13/03/2014 - 18:37
Conéctate para votar   1   1  = 0
#7
no hay problemas de refrigeración, y eso de que "la eficiencia aerodinámica no lo es todo" esta por verse, tal vez este año sea aun mayor su importancia
Añadido el: 13/03/2014 - 04:10
Conéctate para votar   0   0  = 0
#6
Creo que vettel llamara a su autito de 2014 "CACHABACHA" jajajajaajja. Saludos. Que pase el que sigue...
Añadido el: 13/03/2014 - 00:08
Conéctate para votar   1   0  = +1
#5
¿No era que en 2009, Red Bull no peleó el campeonato con Brawn GP? Te faltó aclarar esto Alogilles.
Añadido el: 11/03/2014 - 03:13
Conéctate para votar   0   0  = 0
#4
Sin esa ventaja también se puede luchar por el campeonato...
Añadido el: 10/03/2014 - 19:10
Conéctate para votar   0   0  = 0
#3
@Tifosi99

Renault tiene un problema, Red Bull tiene dos (el de Renault y el suyo propio). Los problemas de refrigeración son problema de Red Bull y son los realmente graves. Y, además, tiene que solucionarlos sin perjudicar en exceso la aerodinámica o perderá la ventaja que tiene en ese apartado.

Lo de Renault es cuestión de potencia, su reto es conseguir que el motor de combustión y el sistema eléctrico funcionen en armonía y a pleno rendimiento. Menor potencia se puede suplir con otras áreas, pero si el coche se rompe... todo da igual.
Añadido el: 10/03/2014 - 19:08
Conéctate para votar   8   1  = +7
#2
Newey ha concebido un gran monoplaza... pero Renault no ha hecho lo mismo con sus motores. Si los franceses solucionan sus problemas, Red Bull tendrá una vez más vía libre para luchar por el campeonato.
Añadido el: 10/03/2014 - 18:08
Conéctate para votar   5   0  = +5
#1
Gran artículo. Efectivamente este año Newey deberá luchar contra esa refrigeración que siempre ha sido su talón de aquiles. A ver que ocurre.
Añadido el: 10/03/2014 - 13:44
Conéctate para votar   3   0  = +3
 
Añadir comentario
Para comentar es necesario ser usuario registrado. Regístrate gratis
Si ya estás registrado, conéctate
 
 
El blog de David Plaza
 

Intento dar una visión reposada de las cosas y analizar desde otro punto de vista los asuntos en boca de todos. A veces es necesario pararse y mirar la Fórmula 1 con perspectiva.

 

Archivo

 
 
 
Sigue a F1 al día: RSS | Facebook | Twitter | Google+ | Tuenti | YouTube
F1, FORMULA 1, FORMULA ONE, FIA FORMULA ONE WORLD CHAMPIONSHIP, GRAND PRIX y GRAN PREMIO son marcas titularidad de Formula One Licensing B.V. que forma parte del grupo empresarial Fórmula Uno. Esta página web no es oficial y no guarda ninguna relación con el grupo empresarial Fórmula Uno.